28/9/09

Carretera solar


Scott Brusaw está gestando una de esas ideas que tanto puede parecer brillante como resultar absurda, en función del optimismo con el que se juzgue. A grandes rasgos, la premisa de la que parte este ingeniero eléctrico es que si todas las autopistas de Estados Unidos se construyeran con paneles solares, sustituyendo el tradicional asfalto, se podría generar de forma limpia y renovable hasta el triple de la energía que consume todo el país.

El panel en cuestión tendría que ser resistente al tránsito de todo tipo de vehículos y mantener una eficiencia de al menos el 10%. Estaría formado por tres capas, una superficial de protección, una intermedia de generación propiamente, y una última de distribución de la energía. El coste de un panel de 77x77 cm rondaría los 5.000 dólares. Con todo, aún sería posible desarrollar interesantes funciones adicionales, como por ejemplo la posibilidad de iluminar las carreteras de noche, calentarlas en invierno, que alberguen redes de cables y fibra óptica, y hasta un sistema inteligente capaz de gestionar el tráfico reconfigurando los carriles en caso de obras, accidentes o meteorología adversa.

El señor Brusaw no sólo ha realizado unos cuantos números para apoyar su idea, sino que además ha creado una empresa con la que pretende desarrollarla e inculcarla entre los políticos.

Solar Roadways

2 comentarios:

Emilienko dijo...

Me parece una idea muy buena y muy divertida, de una mente muy creativa.

Sólo me queda por saber de qué material harán la carretera para evitar que se agriete con los neumáticos.

f.ode dijo...

¡Qué buena idea! Me encantaría ver algo así con mis propios ojos.